+34 688 871 328 (Mikel)

©2018 by Futbolista Frustrado. Proudly created with Wix.com

  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Facebook - Black Circle

Our Recent Posts

October 25, 2019

October 16, 2019

Please reload

Archive

Please reload

Tags

Please reload

Reflexiones de findes frustrados (III) Parte 1

September 16, 2018

Muy buenas antes de nada quería pediros perdón, a vosotros, pero sobre todo a mi. Cuando empecé con este proyecto, tan solo tenia intenciones de ayudar, y por so me propuse escribir un post cada semana, como mucho cada dos. También creía que la motivación que tenia como al principio de cada proyecto seria continuamente uniforme eternamente, pero rápido me di cuenta de que no, cada día tus emociones varían mucho, tanto como tus estados de animo, y estos varían por factores internos, y por supuesto por factores que no podemos controlar, factores de terceros, es decir, factores externos. 

La verdad es que después de el ultimo post he tenido dos visitas continuas hasta hace unos días, y por e so de vez en cuando me venia la alarma interna:

 

- Tienes que escribir el post!!!

 

Pero yo no sentía la motivación para hacerlo, sentía que el tiempo se lo debía a estas personas que tenia conmigo de visita en Oulu, por eso aunque no sirva como excusa, me/os pido perdón. Pero hoy retomo mi propósito de seguir publicando posts que me ayuden: Por una parte, a mi a exteriorizar y quitarme carga emocional de mi propia mochila. Por otra parte, ayudaros a vosotros lectores ajenos a este mundo a entender como funciona el mundo del futbol desde la vista de mis gafas, y a los futbolistas o deportistas, a poder ayudaros a poder reflexionar sobre vuestra visión respecto a vuestra relación vida-deporte.

 

Dicho esto, me pongo a escribir lo que no he escrito estas semanas, primero, en esta parte 1, hare un resumen de todo lo sucedido desde el ultimo post, y después, en la segunda parte (parte 2) me centrare e mi situación actual ya que me parece interesante analizarla y poder compartir lo que vivo, pero sobre todo, como lo vivo.

 

Recuerdo, el ultimo post, lo recuerdo, el partido y la vuelta a casa en el bus, nadie me lo borrara de mi cabeza una mancha que ni el mejor detergente lo hará desaparecer de mi memoria, pero también he aprendido ha vivir mejor con mis manchas, a aceptarlas, y a seguir trabajando cada día mas duro. Así fue la semana, trabajo y concentración máxima en el próximo objetivo, canalizando las energías al trabajo y a la mejora personal y colectiva en todas las sesiones de entrenamiento.

Ese fin de teníamos un rival engañoso, la tabla nos decía que no estaba a nuestro nivel ni mucho menos, pero nosotros sabíamos que seria un partido muy difícil y que tendríamos que trabajar muy duro para poder sacar los 3 puntos en casa. Para mi, con el aliciente extra de que mis padres estaban de visita, y tenia que saber gestionar ese nuevo estimulo para poder poner el foco en el partido y que nada externo alterase mi estado de animo, aceptando que esto es casi imposible, estuve muy relajado y centrado en mi tarea, manteniendo el buen nivel que durante la temporada he podido consolidar, ganamos el partido 1-0, siendo superior al rival basándonos en nuestra idea de futbol, y siendo un equipo solido al final del partido, algo que necesitábamos tras dos derrotas muy dolorosas que nos alejaban del sueño del ascenso.

 

Después de volver a la senda de la victoria, nuestras mentes como bien dice el refrán, se aferro a lo ultimo que se pierde, la esperanza, por el simple hecho de que todavía era posible, y sobre todo por el grupo, por el equipo, por nosotros, y por supuesto, por respeto al compañero y al deporte , debíamos de seguir como si todo dependiese de nosotros, trabajo duro cada día, convirtiéndonos en mejores jugadores, y equipo. Así fue, pese a las dificultades que todo equipo semi profesional puede tener, seguimos con la máxima exigencia, y yo no podía ser menos, como siempre mejora diaria como objetivo. Ese fin de semana afrontábamos uno de los partidos mas trampa que he podido jugar jamás, ante el ultimo clasificado de la liga, que apenas había conseguido ganar ni sacar puntos. Sin embargo, nosotros ya en la ida les conseguimos ganar en el ultimo minuto, pero si esto fuera poco, se acababan de reforzar con jugadores muy consolidados ya en ligas superior con intención de darle la vuelta a la mala racha y poder conseguir lo impensable para un aficionado que mirase la tabla, la permanencia. Por si esto fuse poco, seguía con el aliciente de mis padres y mi novia que se acababan de conocer unos días atrás y estaban los 3 viéndome jugar en Finlandia, mas exactos en Tornio, tras viajar casi dos horas en un coche de alquiler bajo la lluvia. Sin embargo, como el partido pasado no convertí este aliciente en una responsabilidad mas allá de centrarme en partido y realizar mi tarea. El partido comenzó algo alocado, teníamos la posesión, pero no el control del partido, y en una jugada hacia el minuto 20, un pase desde el latera al delantero de ellos, que esta en fuera de juego claro, le deja solo ante el portero con la mitad de la portería vacía 1-0. Sin embargo, esta vez no era la sensación del partido ante el TPV (anterior post) tras recibir un gol, esta vez la emoción era de bravura, de mucha energía, de confianza en que le daríamos la vuelta, solo trate de animar y contagiar esto a mis compañeros, y creo que por a o por b funciono, no éramos nuestra mejor versión, pero si que empezamos a ser nosotros mismos, los pases entre líneas conectaban, rompíamos líneas, decidíamos mucho mejor que al principio, cada uno de nosotros entendía el porque de la acción del otro, y realizaba la que a el le correspondía. Hasta que cerca del minuto 35-40, en una falta lateral, a gran pase de Alain Petxarroman, pude lograr cabecear y meter el gol del empate. 

 

 

 

El partido ya estaba igualado, ahora solo debíamos de tratar de seguir controlando, y trabajar para poder desequilibrarlo a nuestro favor, no lo conseguimos antes del descanso. Pero en el vestuario lo veía, la gente confiaba, muy lejos de la escena del descanso del TPV unas semanas antes, con una situación similar, salimos confiados en vez de queriendo confiar, creyendo en vez de queriendo creer, y el equipo tuvo el control del partido y de la posesión, creamos ocasiones hasta que en el 60 mas o menos pudimos hacer el tan ansiado 1-2, bajo un a lluvia tormentosa, incluso se veían rayos. Por fin, íbamos ganando después de difíciles 60 minutos, pero quedaban 30, en los que debíamos de intentar hacer lo mismo, controlar y si era posible llegar a los minutos finales con mas ventaja para estar mas tranquilos, cosa que pese a tener opciones no pudimos conseguir, por eso, los ultimo minutos, estuvieron marcados por balones largos y mucha gente de ellos acumulada en nuestro área para poder aventajarse de la superioridad numérica, y marcar el gol del empate, seguimos fuertes y contundentes, ni siquiera un ¡UY!, hasta que en el 98 tras 7 minutos de ventaja que añadió el arbitro, sorprendentes no voy a negarlo, consiguen realizar una pared en el área tras un balón largo y nos empatan. El partido se termina, con miles de opciones para reaccionar tras el varapalo, sin embargo, aun sintiéndome frustrado y de muy mala leche por el resultado después de un gran trabajo, tanto individual como colectivo, no puedo negar que el sentimiento que vencía era el de orgullo, pese a todas las dificultades el equipo demostró ser eso mismo, un equipo, y yo estaba muy orgulloso y feliz de ser parte de ese equipo, por eso felicite a los contrarios pero sobre todo mis compañeros, todos habíamos remado en la misma dirección, y con todas nuestras fuerza, a veces eso sirve, otras veces no es suficiente, y pese a que el resultado no fuera suficiente para nosotros, para mi la actitud fue mas que suficiente.

 

Tras no haber aprovechado ese fin de semana para acercarnos a nuestros rivales directos, a falta de cuatro partidos, todavía, aunque cada vez mas difícil, seguía siendo posible el ascenso, lo cual ya era razón suficiente para olvidarnos del resultado, quedarnos con las tantas cosas positivas, y volver a comenzar una semana nueva. Esta semana, en cuanto a entrenamientos, para mi fue la mejor en mucho tiempo, pese a que la salida del túnel cada vez estuviese mas lejos, el equipo se agarraba a ese pequeño rayo de luz que podíamos ver a lo lejos, y completamos una semana de entrenamiento realmente intensa, exigiéndonos todos lo máximo. Un espejo del partido del fin de semana, un partido muy completo, en el que supimos ser nosotros, disfrutar del juego, y de nuestro sistema, siendo superior, y sin dejarles ni siquiera optar a puntuar en nuestro campo, 3-0 al JBK equipo que venia de restar puntos a un rival directo nuestro.

 

 

 

Tras estas semanas, hemos tenido un fin de semana sin partidos, pero estas dos semanas, de nuevo, pese a miles de problemas que hayamos tenido que lidiar, muchos, de verdad, creedme… El equipo es la única razón por la cual mi vida ahora en Finlandia se sostiene, no tengo otra motivación, estas semanas podrían hacerse muy largas si no fuse por ellos, pero cada entrenamiento me hacen sonreír y dar el máximo, es decir, me hacen disfrutar como cuando era niño y jugaba en la plaza con mi pelota. Por eso, les debo mucho y no pretendo rendirme pese a que las opciones ya sean mínimas, y aunque fuesen nulas, les debo mi mejor versión, quiero seguir disfrutando del gran grupo que he conocido y hemos formado, hacienda lo que mejor sabemos, jugar al futbol.

Please reload

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now