+34 688 871 328 (Mikel)

©2018 by Futbolista Frustrado. Proudly created with Wix.com

  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Facebook - Black Circle

Our Recent Posts

October 25, 2019

October 16, 2019

Please reload

Archive

Please reload

Tags

Please reload

Un fracaso feliz

March 28, 2019

Ya llevaba casi dos meses sin escribir, no encontraba el momento ni las ganas para hacerlo. Incluso estuve pensando en dejar de hacer este ejercicio de auto reflexión y análisis, mediante el cual os cuento cosas que me interesan y que me suceden en mi día a día.

 

Pero tras dejar este apartado de mi vida durante unas semanas aparcado en algún lugar inhóspito de mi pensamiento, estos últimos días las ganas han vuelto, he sentido ese entusiasmo que añoraba para analizar como esta siendo esta ultima experiencia, y así haceros saber cual es mi nueva vida.

 

La ultima vez que os hable de mi ya os conté que mi nuevo destino era estonia, y el equipo el Paide Linnameeskond, un equipo humilde de estonia, el cual quería pelear por primera vez en su corta historia por una plaza para las previas de la UEFA Europa League, suena grande. Tras la pretemporada, con su proceso de adaptación a un nuevo lugar, cultura y ambiente por explorar, puedo decir que realmente estoy muy a gusto, ahora os contare por que.

 

Terminamos la pretemporada dándole forma y intención a nuestro juego, compitiendo contra dos equipos de alto nivel, ganando por 2-0 al Narva Trans, equipo con el cual supuestamente pelearemos por el objetivo, y después perdiendo 2-0 en Riga, ante el gran campeón Letón, el FC Riga, pero con un sabor de boca muy bueno ya que el partido fue igualado durante los 90 minutos. Por esto y por el gran grupo humano que tenemos en el vestuario, con una gran mezcla entre veteranos y jóvenes promesas nacionales, las sensaciones eran muy buenas a falta de una semana de empezar la liga ante el vigente campeón estonio, el Nomme Kalju, equipo imbatido en toda la pasada campaña, una prueba muy dura pero a la vez muy valida para saber cual era nuestro nivel. El partido fue un partido muy disputado por los dos equipos que se decanto por dos de las pocas ocasiones que gozamos y que pudimos materializar, y eso junto a un gran trabajo defensivo del equipo nos sirvió para ganar 0-2 en casa al campeón de liga y supercopa del ultimo año, y así terminar la primera jornada con el autoestima por los aires. 

 

 

 

 

Tras ver de lo que éramos capaces, tocaba seguir trabajando duro, ya que la segunda jornada estrenábamos localía ante el equipo mas laureado de estonia, otro de los tres todopoderosos, el FC Flora. Una semana con muy buena vibra y mucho trabajo no fue suficiente. Pese a que el partido fuera casi nulo en cuento a ocasiones, ellos consiguieron rematar a las redes una falta lateral alrededor del minuto 60, y pese a seguir intentándolo y terminar jugando en su propio campo, el partido termino con un remate con la zurda que hice desde fuera del área que el portero de ellos consiguió atajar, habría sido un gran golpe sobre la mesa, pero nos quedamos sin sumar.

 

 

 

 

Ahora, tenemos una semana cargada de partidos, y muy importantes, como todos. Este fin de semana nos visita un equipo que a priori deberíamos de ganar, El Tallinna Kalev, pero en esto del futbol los favoritismos se demuestran en el campo. Y después, jugamos el martes y el sábado contra los dos equipos con los que compartimos objetivo, esa cuarta plaza, el Tartu Tammeka y el Narva Trans respectivamente, partidos en los que se juegan mas de tres puntos, y mas ahora en un comienzo de liga donde siempre conviene empezar sumando, y haciendo que el resto no lo hagan. 

 

Estoy seguro de que el equipo esta preparado, no se si para ganar, empatar o perder, eso depende muchos factores de los cuales no somos capaces de controlar al 100%. Eso es lo bonito del futbol, lo que te hace llorar de alegría y de tristeza, que pese a saber que tu has hecho lo que debes, a veces las cosas no ocurren como quieres, entrenas, deseas y visualizas cada día de la semana antes del partido. Pero lo que tengo claro es que nosotros somos un equipo muy competitivo, y con suficientes herramientas como para dar la cara y intentar sacar los tres puntos en cada uno de los próximos partidos.

 

Tras este análisis de mi ultimo mes, me parece un buen momento para hablaros de una reflexión que vengo haciendo muchos partidos atrás. Para mi la tarea mas difícil que existe en el futbol de hoy en día, donde todos queremos llegar a competir en lo mas alto, es la calma, y el saber despegarte a la emoción que  genera el resultado. La sociedad nos transmite, en gestos, en miradas que debemos de ser exitosos, y este termino nos lo mezclan con otro termino que a penas sabemos distinguirlos hoy en día, la felicidad. Nos hacen de nuestro mundo un mundo binario, en el que o eres exitoso y feliz, o no eres ninguno de estos dos. 

 

 

 

Me acuerdo de esas largas lloreras bajo mis sabanas los días en los que perdía, en los que jugaba mal o en los que había hecho un fallo grave en cuanto al juego se refiere. Yo creía que eso era lo que tenia que sentir y demostrar: rabia, enfado, frustración… y que así mi entorno creería que de verdad me importaba lo que sucedía en el campo. Con el paso del tiempo he aprendido que eso es un sin vivir, una forma de vida mediante la cual nunca sentirás satisfacción mas allá de la victoria, ya que sin ganar, tu mundo no se convierte ni siquiera en gris, sino en un túnel negro sin ningún atisbo de luz. El futbol, y sobre todo las derrotas, me han hecho llegar a una reflexión partido tras partido, tengo que saber ser capaz de controlar mis emociones, para ello primero tengo que saber cuales son las emociones que siento, darles un nombre, y después analizar porque siento eso. Cuando ya se lo que siento, y porque lo siento, es ver si el porque de la emoción tiene sentido, y ser capaz de racionalizar y controlar las que no tienen ningúna logica. 

 

En resumidas cuentas, siempre intento que mis emociones no carezcan de sentido, ya que si estas no tienen ninguna razón de ser, me llevaran por un camino equivocado, haciéndome creer que he hecho mas de la cuenta cuando el resultado a sido positivo y al contrario cuando las derrotas duelen. No quiero decir que sea capaz de controlar y borrar las emociones como si de un documento de ordenador se trataran, pero si que soy/somos capaces de racionalizarlas, y hacer que el mundo binario en el cual hemos crecido que solo distingue éxito/felicidad con fracaso/tristeza tenga muchísimos mas matices que estos dos, y desde luego poder romper esta unión entre términos que para nada tienen que ir de la mano, y si van hacen de mi vida, una vida muchísimo mas inestable.

 

Eskerrikasko.

 

 

Please reload

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now