+34 688 871 328 (Mikel)

©2018 by Futbolista Frustrado. Proudly created with Wix.com

  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Facebook - Black Circle

Our Recent Posts

October 25, 2019

October 16, 2019

Please reload

Archive

Please reload

Tags

Please reload

El castillo de Naipes

May 20, 2019

Muy buenas, ya han pasado meses desde la ultima vez que me puse a escribir, durante este tiempo varias cosas han sucedido, pero nunca he sentido una razón por la cual escribir, hasta este fin de semana. A veces cuando veo que el tiempo pasa y que el blog no tiene nuevo contenido me agobio, pienso que estoy dejándolo. Sin embargo, siempre llego a la conclusión de que este blog es para vosotros, pero sobre todo para mi, este ejercicio de ponerme a escribir sobre lo que me pasa, o sobre lo que siento cuando las cosas pasan, me ayuda, me relaja y sobre todo me sirve para poder volver a ver la realidad desde una perspectiva muchísimo mas amplia y ver todo mas nítido.

 

Este fin de semana, afrontábamos un partido muy importante, ya que tras una racha muy positiva en la primera vuelta y un partido de la segunda, éramos terceros en la clasificación general, teniendo al campeón, el Nomme Kalju a dos puntos por detrás, y a rivales directos como el Narva Trans a 8 puntos, tras ganarles el decimo encuentro de la temporada por 0-1 (en el minuto 86, de penalti), y el Tartu Tammeka a 12 puntos. El partido era contra ellos, que venían de perder 7-0 contra el Levadia Tallin (segundo clasificado) y con muchas bajas importantes. A priori, tras haberles ganado 0-3 en la primera vuelta y a sabiendas de que les faltaban varios jugadores muy importantes, el partido podría parecer sencillo, pero desde el minuto uno se vio de que eso no seria así.

 

 

 

Antes del partido todo había ido bien, pese a que no fuera mi mejor semana de entrenamientos, estaba descansado, y me encontraba totalmente preparado, ya que tras varios partidos a un nivel alto tenia mucha confianza de que volvería a controlarlo todo y así poder hacer un gran partido. Aquí quiero hacer un breve inciso, para explicaros porque he dicho controlar todo, en base a mi experiencia, el futbol no son mas que situaciones de juego que afrontas con diferentes grados de emociones, como pueden ser la confianza, el miedo, agresividad, motivación, y todas ellas se interconectan y se expresan en nuestras actuaciones individuales en el mismo juego. Todo puede afectar a estas emociones, desde la técnica individual hasta el mas extraño ritual que tenga cada jugador para sentirse preparado. Volviendo al ultimo partido, no sentí que nada fuese extraño y todo iba tal cual esperaba. De hecho, pese a que el encuentro empezase igualado, en el minuto 18 del partido nos adelantamos a balón parado, un posible golpe sobre la mesa, si no hubiese sido porque en el 24 nos empataron, en un rechazo de un tiro lejano que cayo en los pies de uno de sus atacantes y se encontró con el gol. Esto creo que nos dolió, ya que somos un equipo que recibe poquísimos goles, y nos gusta sentirnos implacables atrás. Creo que estábamos preparados para reaccionar como equipo a este percance, ya que sabemos de nuestras cualidades y esto no es problema suficiente como para hacer tambalear nuestra confianza grupal.

 

 

 

Sin embargo, 4 minutos después, en un balón que recibo desde la banda contraria controlo con intención de cambiar del todo la dirección del juego, pero al darme cuenta que tras controlar el extremo viene a presionarme, decido recortar, me acuerdo del fotograma y de la sensación: “recorto y paso generando un espacio inmenso a mi lateral”, pero eso no ocurrió, me robo el balón, y se encontró el solo ante el portero y por suerte no resolvió del todo bien y el balón fue al palo. 

 

 

 

Este error ha sido algo común en mi, ya que desde pequeño he confiado muchísimo en mi capacidad técnica, y el no entender en que el juego no requería de este tipo de acciones en ciertas situaciones,  me ha hecho fallar. Error que he ido limando con el tiempo, la experiencia y sobre todo reduciendo la necesidad de tener que demostrar en cada acción del juego de mis capacidades técnicas. Pero, este fin de semana tras muchísimos partidos sin cometer un error como este, lo he vuelto a hacer, y eso hasta ahora suponía que yo como jugador  me desconcentrara, me enfadara conmigo mismo, dudara y fuera incapaz de volver a rendir durante el resto del partido. Como es normal, el entrenador y varios 

compañeros e llamaron la atención tras esta acción, y eso siempre me molestaba muchísimo, pero esta vez no deje que así  fuera, me molesto, pero en vez de pensar este que dice, decidí pensar has fallado, acéptalo, ahora pese a sentirte muy vulnerable y débil, tienes que gestionar esta situación de forma muchísimo mas madura de lo que hacías hasta ahora, por lo tanto vuelve a empezar a crear el muro de tu confianza piedra a piedra, paso a paso, acción a acción, haciéndolo fácil y siendo fuerte y contundente sin generar ningún tipo de duda sobre mi seguridad como defensa. Resulta curioso, pero poco después de pensar esto hubo un pequeño parón en el juego en donde el segundo entrenador me llamo para decirme exactamente lo que había pensando:

“Mikel, has perdido tu confianza y no sabemos por donde esta, hazlo sencillo, vuelve a sentirte tu, y la encontraras”.

Así fue, eso es lo que hice durante todo el resto de la primera parte, y aun mas en la segunda parte, terminando muy contundente y disfrutando de defender, y de la confianza que tenia en cada una de las acciones que realizaba. Es verdad, que después de un error así, la sensación individual post partido no es para nada la esperada, pero con la victoria en el 86’ y la gran segunda parte del equipo maquilla ese mal estar individual.

 

 

Por eso, hoy venia a hablaros de la confianza, tras este suceso, tengo cada vez mas claro que la confianza es como un castillo de naipes, en el que cada carta tiene que colocarse con mimo y destreza, en el momento que veas que la estructura o confianza es muy rígida y creas que por relajarte con la siguiente acción no pase nada, es entonces cuando el castillo y la confianza se derrumban, a veces solo unas cuantas cartas y a veces hasta la ultima, es aquí donde tienes que volver a empezar, sabiendo de que volverás a construir un castillo aun mas grande que el anterior ya que tienes una lección mas aprendida, y por eso volverás a colocar las cartas con un mimo aun mayor que con las que construiste el castillo anterior. Hasta ahora, no era capaz de reaccionar y gestionar tal emoción de culpabilidad durante todo el partido, este partido solo me costo 5 minutos, y el objetivo es que sea un acto reflejo después de un error, por eso decido seguir fallando y aprendiendo.

 

Eskerrikasko.

 

Please reload

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now